Home > Fire Ecology, General > Lo que no se debe hacer después de un incendio

Lo que no se debe hacer después de un incendio

August 13th, 2015 Leave a comment Go to comments

Como cada verano, en España están ocurriendo incendios forestales, algunos de ellos de gran tamaño, como el de la Sierra de Gata en Extremadura (9 y 10 de Agosto, más de 8000 ha quemadas). Diferentes colectivos (periodistas, ecologistas, etc.) me preguntan qué se debe hacer después de un incendio de gran magnitud como este. No he visitado la zona, pero puedo dar algunas sugerencias generales, en especial sobre lo que no se debería hacer (desde un punto de vista ecológico y para la conservación):

  • Entrar y pisar en lo zona afectada por el fuego, y especialmente entrar con vehículos y maquinaría pesada. Después de un incendio, el sistema es muy frágil, y pisotear la zona puede facilitar la erosión del suelo y mermar la capacidad de regeneración natural.
  • Realizar actuaciones de restauración de manera generalizada en toda la zona afectada. Se debería evaluar con cierto detalle la zona para ver si hay sitios donde la probabilidad de pérdida de suelo es alta, o donde se prevea que la de regeneración natural será baja. En general, la mayoría de nuestras zonas afectadas por incendios se regenera relativamente bien sin ninguna intervención, pero puede haber zonas concretas que requieran medidas urgentes de protección del suelo o ayuda a la regeneración. Normalmente esto no es necesario en toda la zona quemada, sino sólo en algunas zonas específicas (con más pendiente, con suelos especialmente erosionables, etc.). Hay medidas urgentes que se deben realizar rápidamente, antes de las primeras lluvias, como poner ramas o paja para frenar la erosión, y otras que se deben aplicar cuando el sistema ya se ha recuperado un poco y no es tan frágil (por ejemplo, pasado un año), como realizar plantaciones. En cualquier caso, siempre serán actuaciones puntuales en zonas donde sea realmente necesario. Actuar donde no es necesario puede ser contraproducente (y caro).
  • Extraer los árboles quemados. Los árboles quemados, aunque hay quien piensa que quedan feos, benefician a la regeneración porque retienen un poco el suelo, disminuyen el impacto de las gotas de lluvia en el suelo, mantienen cierta humedad, captan agua de la niebla, y sirven de posadero para aves que traen semillas y que contribuyen a la regeneración. Cortar los árboles requiere entrar con maquinaría en la zona quemada, y arrastrar troncos, cosa que conlleva la disminución de la regeneración natural y la formación de puntos de erosión (cárcavas). Los árboles muertos no son foco de plagas, aunque árboles debilitados por el fuego (árboles medio muertos) sí pueden ser una atracción para algunas plagas de escolítidos. Por lo tanto, se debe hacer un seguimiento de estos árboles, y si se detecta algún inicio de plaga, se deberán cortar; pero solo esos árboles debilitados y los de su alrededor, y nunca de manera genérica en toda la zona.

 

fotos-erosioFotos de lo que no se debe hacer después de un incendio: extraer la madera quemada de manera indiscriminada. Estas actuaciones generan erosión y reducen la regeneración natural. Las fotos corresponden a un año después del incendio de 2012 en  Cortes de Pallás (Valencia).

Lecturas sugeridas:
Incendios forestales
Incendios del 2012 en Valencia: una año después
Grandes incendios en Valencia, junio 2012
Bases ecológicas para convivir con los incendios forestales: decálogo

 

  1. No comments yet.

¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 15 14 ?
 
FireStats icon Powered by FireStats